lunes, 26 de septiembre de 2016

Revolucionario envase comestible como alternativa al plástico

Investigadores de Estados Unidos desarrollan envase para alimentos a base de caseína.
Hoy en día el uso del plástico como material para envasado de alimentos, ropa, electrodomésticos, etc. es algo habitual en la realidad mundial. Sin embargo el uso de éste presenta una serie de daños que afectan la salud de los humanos, especies marinas y medio ambiente.
Debido a esto, un grupo de  investigadores de Estados Unidos se encuentra desarrollando una  nueva alternativa para el envasado de alimentos, en el que en vez de utilizar plástico, compuesto químico derivado del petróleo, se está trabajando con una proteína  llamada caseína, la cual  seria 500 veces más efectiva que el plástico a la hora de preservar los alimentos.
La caseína es una proteína que se encuentra en forma natural en la leche, la cual es  biodegradable, comestible y mucho más sostenible que el plástico convencional. Además la caseína alargaría la vida útil de los alimentos, reduciendo la pérdida de humedad de estos, siendo una barrera eficaz contra el oxígeno ayudando a reducir la  oxidación de los alimentos y por consiguiente  la degradación de estos.
El nuevo material de envasado además de ser comercializado para la industria de alimentos podrá ser utilizado en otros sectores; aunque aún  se siguen realizando mejoras en el nuevo envase, sus creadores esperan que sea lanzado al mercado en 3 años más.
Con el nuevo envase se espera alargar la vida útil de los alimentos, debido a su poder 500 veces más efectivo que el plástico , además de reducir la contaminación ambiental y por sobre todo las especies marinas contaminadas, principalmente moluscos filtradores, los cuales acumulan todo el plástico depositado en el mar, en forma de micro plásticos y  que luego son consumidos por el ser humano; sin embargo los efectos producidos por el plástico en las especies marinas y el ser humano aún se deben investigar.

Aporte: Yasna Vera Guerrero

viernes, 23 de septiembre de 2016

Trypanosoma cruzi: reconocido como un parásito transmitido por alimentos

Una nueva vía de transmisión de T. cruzi
La enfermedad de Chagas, también llamada tripanosomiasis americana, es una enfermedad potencialmente mortal causada por el protozoo Trypanosoma cruzi (T. cruzi). Es una zoonosis endémica de América Latina. Se transmite a los seres humanos mayormente por las heces u orina de insectos triatomíneos (vectores), portadores del parásito causante de la enfermedad, conocidos como vinchucas, chinches, chipos o con otrosLa Organización Mundial de la Salud (OMS) la ubica como una de las enfermedades tropicales desatendidas y estima que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por T. cruzi, la mayoría de ellas en América Latina. La transmisión de T. cruzi, se considera casi exclusivamente por vectores, sin embargo, existen otras vías de transmisión, incluyendo intrauterina, por transfusiones de sangre y trasplante de órganos, accidentes de laboratorio, y la transmisión por alimentos. Esta última cobra relevancia debido a brotes reportados en los últimos 10 años relacionados al consumo de alimentos infectados. Una investigación reciente, donde se recopila evidencia que sugiere reconocer a la Enfermedad de Chagas como una dolencia transmitida por alimentos, fue publicada en la revista PLOS Neglected Tropical Diseases en junio de 2016. El grupo de investigadores a cargo, indicó que desde el 2010, se han reportado más de 16 brotes de la enfermedad de Chagas transmitida por alimentos en al menos cuatro países. Un resumen de 73 informes de los últimos 10 años, que incluye 959 casos de la enfermedad de Chagas aguda sugiere que 638 (> 66%) corresponden a la transmisión oral, 258 a transmisión congénita, y sólo el 23 debido a la transmisión cutánea directa por vectores. El aumento de la enfermedad a causa de la transmisión por alimentos puede ser consecuencia de las alteraciones ecológicas y conducta del hospedador humano. Por ejemplo, varios triatóminos se han adaptado a los seres humanos y su entorno. De la misma forma, los humanos han aumentado sus posibilidades de invasión y deforestación de los hábitats de los triatóminos. Otro factor importante es que son más abundantes las especies de triatóminos disponibles para la transmisión oral que aquellos capacitados para la transmisión por picadura cutánea, para la cual es necesario que la picada vaya acompañada de la defecación. Por otro lado, existen diferencias en cuanto al cuadro clínico presentado por la enfermedad de Chagas contraída por transmisión oral respecto a la transmisión por vectores. Resultando que los síntomas presentados en la transmisión por vectores son leves o ausentes, mientras que en las primeras etapas de la infección en los pacientes con transmisión oral, la fiebre alta y prolongada se produce en 80 a 100 %, pudiendo desarrollar una miocarditis grave. El cuadro es de alta mortalidad, presentando peor pronóstico mientras menor sea la edad del paciente. Estos hechos sugieren que la enfermedad de Chagas transmitida por alimentos es de mayor impacto que la transmitida por vectores, por lo que debería ser atendida e incluirla en programas de vigilancia y control.
nombres, según la zona geográfica.
Aporte: Leonela Díaz

Fuente:
Robertson LJ, Devleesschauwer B, Alarcón de Noya B, Noya González O, Torgerson PR (2016) Trypanosoma cruzi: Time for International Recognition as a Foodborne Parasite. PLoS Negl Trop Dis 10(6): e0004656. doi: 10.1371/journal. pntd.0004656
Toso M, Alberto, Vial U, Felipe, & Galanti, Norbel. (2011). Oral transmission of Chagas disease. Revista médica de Chile, 139(2), 258-266. https://dx.doi.org/10.4067/S0034-98872011000200017

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Berros: Un paciente sufre de distomatosis hepática en Quilpué

El caso se originó por el consumo de berros adquiridos en una feria libre

La autoridad sanitaria de Valparaíso hace un llamado a no consumir berros en estado silvestre. La medida es aplicable al resto del país pues los berros son una ensalada bastante apetecida en la zona central de Chile.

Luego que una joven de 14 años presentara síntomas de la afección en la comuna de Quilpué, fue trasladada e internada en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, donde se confirmó que era un caso de distomatosis hepática.

La distomatosis es una infección parasitaria causada por el consumo de berros adquiridos en la feria libre del Belloto, los cuales habrían sido extraídos de un curso de agua superficial sin control sanitario ni de origen.
La Seremi de salud de la región, María Graciela Astudillo, señaló que la autoridad sanitaria concurrió al centro de expendio y retiraron 30 kilos aproximados de este vegetal, para ser analizados.
La distomatosis es una enfermedad causada por un parásito llamado Fasciola hepática, que afecta principalmente a los equinos, vacunos, ovinos, caprinos y al ser humano.

Este agente causal se aloja en el hígado, produciendo un daño considerable en su estructura y función. La gravedad de la enfermedad, depende de la cantidad de parásitos que sea ingerida. La infección no se transmite de persona a persona, ni por consumir carne proveniente de animales infectados ni se elimina añadiendo jugo de limón.

La fase inicial puede ser asintomático o manifestarse con síntomas como: fiebre, malestar general y alteración de las pruebas hepáticas.En la fase crónica existe sintomatología variable caracterizada por cólicos biliar e ictericia, asociado a una baja importante de peso, fiebre irregular y anemia.

Se debe considerar que podemos enfermar sólo en caso de consumir el berro de tipo silvestre adquirido en la calle, en las riberas y lechos de aguas naturales, lo que no ocurrirá si éstos se cultivan en ambientes controlados y certificados.

Por tanto, la Seremi regional recomienda “solo consumir berros certificados, porque desde el punto de vista sanitario casos de Distomatosis no teníamos desde el año 1998, donde hubo un brote en la comuna de Nogales y se quiere evitar con este caso que se produzca un brote de la enfermedad”.

Anahi Andrade Acevedo

Fuente:


miércoles, 7 de septiembre de 2016

Infección por Norovirus de manipuladores de alimentos y de trabajadores de la salud

La infección asintomática por Norovirus es más común en manipuladores de alimentos que en trabajadores del sector salud.

Norovirus (NoV) es un patógeno entérico humano caracterizado como el mayor causante de gastroenteritis aguda no – bacteriana en el mundo. Existen diversos factores que promueven la trasmisibilidad de norovirus, como: la baja dosis infectiva, que es de menos de 100 particulas virales, la diseminación prolongada y la capacidad de sobrevivir en el ambiente. El virus puede transmitirse a traves de los alimentos contaminados, el agua contaminada o de persona a persona.
Los manipuladores de alimentos y los trabajadores de salud son contribuyentes importantes en la diseminación de NoV en los brotes de origen alimentario así como en brotes que se han transmitido de persona a persona. Recientemente, se publicaron los resultados de la investigación realizada por la Universidad de Barcelona, quienes analizaron la ocurrencia de las infecciones por NoV en los manipuladores de alimentos (MA) y los trabajadores de salud (TS) en entornos con ocurrencia de brotes como las instituciones de salud, los hoteles y los restaurantes. La investigación consideró a aquellas personas infectadas sintomáticas y asintomáticas; además, de la concentración del virus, que fue determinado por qRT-PCR, en correlación con los síntomas.
NoV resultó positivo para el 59.1% de las 242 muestras fecales analizadas provenientes de los individuos (MA y TS), del total de individuos positivos (n=143) solo el 29.4% presentaron síntomas de infección por NoV. Por lo tanto, el 70.6% de los individuos infectados por NoV se clasificaron como asintomáticos. La infección asintomática por NoV fue estadísticamente mayor en manipuladores de alimentos que en los trabajadores de salud, con un 77.9% y 28.1% respectivamente. Se reportó que las infecciones asintomáticas son más comunes por brotes de origen alimentario comparado con brotes por transmisión de persona a persona, y de igual manera son más comunes en restaurantes y hoteles que en instituciones de salud. Además, los investigadores analizaron las secuencias de la región C y  dominio P2 de NoV para confirmar la relación entre casos clínicos y los individuos asintomáticos (MA y TS), y si estos estaban relacionados a un brote. El análisis de los datos sugiere que es común que los manipuladores de alimentos sean portadores asintomáticos del virus y que la concentración de NoV es igual que los individuos sitomáticos. Por lo tanto, se recomienda hacer enfasis en las buenas practicas higiénicas en los establecimientos alimentarios, ya que el riesgo de generar un brote de origen alimentario es mayor debido a que los manipuladores de alimentos, en su mayoría, no presentan los síntomas de infección por NoV.

Aporte:
Cristal Salcedo F.

Referencias:
Robilotti, E., Deresinski, S., & Pinsky, B. A. (2015). Norovirus. Clinical microbiology reviews28(1), 134-164.
Sabrià, A., Pintó, R. M., Bosch, A., Bartolomé, R., Cornejo, T., Torner, N., & Guix, S. (2016). Norovirus shedding among food and healthcare workers exposed to the virus in outbreak settings. Journal of Clinical Virology82, 119-125.

Inocuidad de los alimentos en el ambiente doméstico

Patógenos de alimentos dentro de los hogares.
La OMS reportó que en Europa el 40% de las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETAs) se generan en el hogar.
El presente trabajo evaluó la importancia de la inocuidad alimentaria en el ambiente doméstico, se tomaron muestras en 15 casas que incluyeron manillas de puerta, refrigeradores y lavavajillas, perillas de cocina, superficies de preparación de alimentos, llaves de agua (cocina y baño), toallas de loza, perillas del excusado y cocina, además de patas de animales domésticos que ingresan a la cocina. El análisis incluyó la detección y cuantificación de Enterobacterias, Staphylococcus coagulasa-positiva, Escherichia coli, Listeria spp. y Campylobacter spp. Adicionalmente se realizó un cuestionario a los responsables de las tareas domésticas para evaluar sus prácticas de higiene.
Se determinó alto recuento de Enterobacterias (>105 UFC/tórula) en muestras obtenidas desde pie de animales domésticos, llaves de agua de cocina, encimera de cocina, perillas de cocina, manilla de lavavajillas, refrigerador y toallas de loza.
Altos recuentos de E. coli (>103 UFC/tórula) fueron detectados en llaves de agua de cocina y baño, perillas y botones de cocina, encimera de cocina, tabla de picado, manillas de cocina y refrigerador, y animales domésticos, siendo éste sitio el más contaminado.
No se detectó Campylobacter spp. en las 15 casas analizadas.
Los sitios más contaminados con Staphylococcus aureus coagulasa-positiva fueron las extremidades de animales domésticos, llaves de agua y perillas de baño, encimera de cocina, perillas de cocina y manillas de refrigerador y lavavajillas.
No se aisló Listeria monocytogenes desde las muestras analizadas en este estudio, sin embargo, L. seeligeri, L. innocua y L. grayi fueron identificadas en baja concentración en llaves de agua y perillas de baño, llaves de agua de cocina y encimera.
Conclusiones
Enterobacterias, entre éstas E. coli fueron detectadas en zonas donde la gente toca con sus manos, si bien no constituyen microorganismos patógenos, son considerados indicadores de contaminación fecal, por lo que su presencia indica malas prácticas de higiene. Los resultados observados no coinciden con las respuestas del cuestionario donde la mayoría de las personas afirma que realiza frecuentemente lavado de manos y superficies.
La presencia de S. aureus se asocia a que este microorganismo se encuentra frecuentemente en nariz, garganta y piel. Sólo se aislaron especies no patógenas de Listeria, sin embargo, otros estudios han detectado L. monocytogenes en refrigeradores domésticos, lo que fue atribuido a contaminación cruzada desde lácteos, carnes, verduras, pescados y mariscos crudos.
En el hogar existe transferencia de patógenos hacia el interior y exterior. En él varias superficies albergan microorganismos y contaminan los alimentos, posiblemente a través de contaminación cruzada. Patógenos desde fuentes como alimentos crudos, personas, y animales pueden ser transferidos entre superficies animadas/inanimadas mediante contacto directo/indirecto. El consumo de alimento crudo y la mantención de prácticas pobres de higiene durante la manipulación de alimentos son errores comúnmente identificados en el hogar y asociados a la presentación de ETAs.
Aporte: Ruben Antileo

Fuente: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S095671351300515X

jueves, 1 de septiembre de 2016

Outbreak of Listeriosis Associated with Consumption of Packaged Salad

Leafy green vegetables were not included in the questionaries’ as a source for the infections.

The Public Health Agency of Canada collaborated the CDC and FDA to investigate an outbreak of Listeria monocytogenes infections linked to Dole and PC Organics packaged salad products produced from a US processing facility in Springfield, Ohio. Given that the source of the outbreak was identified and contaminated products have been recalled from the market the outbreak investigation coordinating committee has been deactivated and the investigation is coming to a close.
Laboratory results from the Canadian Food Inspection Agency (CFIA) confirmed a link between recalled packaged salad products and the outbreak of listeriosis in five provinces. Laboratory testing and analysis with PFGE completed by the Public Health Agency has confirmed that the Canadian and US Listeria outbreaks are highly genetically related. 
On Friday, January 22, CFIA issued a food recall warning advising Canadians of the recall to Dole and PC Organics packaged salad products under various product names that were distributed in eastern provinces.
Listeria is a type of bacteria that can be found in food, soil, plants, sewage and other places in nature. Eating food with Listeria on it can cause a serious disease, called listeriosis, in high-risk groups.
In total, there were 14 cases of Listeria monocytogenes in five provinces related to this outbreak: Ontario (9), Quebec (2), New Brunswick (1), Prince Edward Island (1), and Newfoundland and Labrador (1).
Individuals became sick between May 2015 and February 2016. The majority of Canadians cases (64%) were female, with an average age of 78 years. All cases have been hospitalized, and three people have died, however it has not been determined if Listeria contributed to the cause of these deaths.
Source: http://www.fda.gov/Food/RecallsOutbreaksEmergencies/Outbreaks/ucm482807.htm


miércoles, 31 de agosto de 2016

Verde Malaquita en los Alimentos

La importancia de definir una dosis segura para evitar posibles efectos perjudiciales en la salud.
El verde malaquita es un colorante ampliamente utilizado en la industria alimentaria cuya principal aplicación es  terapéutica en la acuicultura, es decir, es utilizado para tratar diversas especies marinas ya sea peces, moluscos, entre otros, contra parásitos protozoos de agua dulce, bacterias, etc. A pesar de que el uso de este compuesto verde activo está ampliamente diversificado a nivel mundial, en la actualidad el verde malaquita en conjunto con su metabolito principal denominado verde leucomalaquita, son considerados compuestos carcinógenos y genotóxicos (perjudiciales para el ADN). Debido a lo anteriormente mencionado, la Unión Europea junto con otros países, no autoriza su uso en animales de consumo humano. A pesar de su restricción, la presencia del compuesto ha sido detectada en productos acuícolas (pescados,etc) indicando la necesidad de vigilancia y monitoreo continuo a estos alimentos con el fin de entregar alimentos inocuos para el consumo.
Debido a los posibles efectos nocivos que podría tener el consumo de este colorante a través de los alimentos, el Panel de Expertos en contaminantes de la cadena alimentaria, de la European Food Safety Authority (EFSA) decidió evaluar los riesgos del verde de malaquita en los alimentos para los consumidores en los alimentos, sobre todo en los pescados, crustáceos y productos marinos. Específicamente, la Comisión Europea solicitó a la EFSA la posibilidad de evaluar si un valor de referencia de 2 ng malaquita verde y su metabolito principal verde leucomalaquita por kilogramo, eran adecuados para proteger la salud pública. Los estudios realizados se solicitaron debido a que los datos disponibles no eran adecuados ni fiables para el establecimiento de una dosis segura para el consumidor.
Para la realización del estudio, se efectuaron encuestas alimentarias sobre el consumo de alimentos con verde malaquita o verde leucomalaquita. La media de exposición al colorante osciló entre los 0,1 a 5,0 μg / kg de peso corporal/día para los consumidores normales. En el caso de los consumidores de altas cantidades de pescado, la exposición a la malaquita verde fue de 1,3 a 11,8 μg / kg de peso/ día.
Respecto de las dosis seguras que no generaran efectos neoplásicos o genotóxicos en la salud del consumidor, se consideró que para que un consumidor de pescado normal no tuviera efectos neoplásicos, sus márgenes de exposición a verde malaquita o verde leucomalaquita fue de un 9,7 × 106. Para los consumidores frecuentes de pescado, los márgenes de exposición para no tener efectos genotóxicos fue1,5 × 106. Por lo tanto, el grupo investigador CONTAM llegó a la conclusión que los márgenes de exposición identificados como no neoplásicos o genotóxicos y por ende, no perjudiciales para la salud, fueron lo suficientemente grandes por lo que es poco probable que la exposición a alimentos contaminados con verde malaquita o verde leucomalaquita con una cantidad de 2 mg / kg de peso o menor a ésta, representen un problema de salud para el consumidor.

Aporte por Ailynne Sepúlveda González

  
Scientific Opinion, Malachite green in,EFSA Panel on Contaminants in the Food Chain (CONTAM).


martes, 30 de agosto de 2016

Un brote por Salmonella enterica se reporta en Grecia.

Se trataría de un nuevo serotipo previamente no identificado en humanos.
Ha si lo ha informado el Laboratorio de Referencia de Salmonella y Shigella (NRLSS), luego que once cepas de dicho microorganismo con un tipo antigénico inusual hayan sido identificados en Grecia.
Los perfiles obtenidos mediante la técnica de electroforesis en gel de campo pulsado (PFGE), eran indistinguibles y sin aparente relación epidemiológica de un estudio previo. Dichas cepas representan un nuevo serotipo de Salmonella enterica subsp. enterica, así lo indica el Instituto Pasteur.

El tipo antigénico 11: z41: e, n, z15 no ha sido identificado antes en animales, productos animales o en matrices alimentarias, según reportan los laboratorios NRLSS y el Laboratorio de Referencia Veterinaria para Grecia.

El perfil de PFGE fue subido al sistema europeo de vigilancia (TESSy) del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y se puso en marcha una inmediata investigación a través del Sistema de Información de Inteligencia Epidémica del ECDC.

De acuerdo con hallazgos preliminares, se trataría de un nuevo serotipo de Salmonella el que  habría causado el brote en Grecia, este se produjo durante dos meses en la primera mitad del presente año, con 10 casos (y uno asintomático)”, señalaron los investigadores.

Respecto al brote se reportaron casos todos de nacionalidad griega y de ellos 8 eran niños. Durante la investigación al grupo familiar se reveló que eran muy probablemente co-infectados, pero ninguno de estos cercanos en el hogar fue confirmado por laboratorio.

Los casos confirmados estuvieron en seguimiento mediante cuestionarios para la investigación de casos de salmonelosis, en base a esos resultados, ninguna matriz se identificó como posible fuente de infección.      

Aporte: Luis Ibaceta Lagos.

Fuente: http://www.eurosurveillance.org/ViewArticle.aspx?ArticleId=22511

lunes, 29 de agosto de 2016

La Conferencia Internacional de Berries del 1° de Septiembre abarcará la Inocuidad Alimentaria

Inocuidad de Berries Chilenos

Chilealimentos®, con la colaboración de ProChile, realizarán la 6ta Conferencia Internacional de Berries, en la ciudad de Talca, Región del Maule. La Asociación de Empresas de Alimentos invita a todos los productores de berries chilenos a participar en esta jornada de actualización que abarcará los aspectos importantes en el área de inocuidad alimentaria. Chilealimentos estima que las exportaciones ascienden a US$843 millones. Pero esto no es lo único que convoca a los empresarios, ya que entre los expositores más destacados se encuentra Dan Flynn (Editor en Jefe de Food Safety News, USA), Verónica Larenas (Jefa de Proyectos, Fundación Chile) y Nuri Gras (FSPCA Lead Instructors).
El Editor en Jefe de Food Safety News ya ha expresado sus ansías por conocer el país exportador de arándanos y comenta que Chile ha ido ganando en el área del comercio agrícola con EE.UU., gracias a que los consumidores de dicho país están exigiendo una selección más amplia de opciones de alimentos, tales como frutas y verduras tropicales, vinos, cervezas, entre otros. Por supuesto. Además menciona la FSMA, que será aplicada en alimentos nacionales y extranjeros, en su carta explica que podrá conocer cuál es la perspectiva  de los empresarios sobre los requisitos de la FSMA y cómo la FDA está influyendo sobre sus negocios. Su charla abordará cómo la tecnología está impulsando la demanda de transparencia y cómo distintos brotes han conducido la opinión pública.
Verónica Larenas, jefa de proyectos de Fundación Chile, dará su charla sobre “Inodata”, la plataforma web que entregará información de normativas de inocuidad a la agroindustria. Este sitio tiene el objetivo de dar a conocer los requerimientos de inocuidad química y microbiológica a nivel nacional e internacional, para que los empresarios tengan acceso a la legislación vigente y puedan estar al tanto de las reformas. En un comunicado, Larenas comentó que la idea principal de esta plataforma es que el acceso sea fácil, oportuno y eficiente para poder favorecer el cumplimiento de las normativas, ya que la información se encuentra dispersa y poco disponible.
Otra importante invitada es Nuri Gras, la llamada “dama de hierro de la inocuidad”, quien es instructora líder en Controles Preventivos de Inocuidad de alimentos de la Alianza (FSPCA). Recomendada por su participación en organismos internacionales como OIE, FAO, OPS en América Latina y el Caribe. Actualmente es miembro del Comité Científico de la Comisión Latinoamericana de Residuos de Plaguicidas (LAPRW). Cabe destacar, que entre sus estudios académicos fue alumna del Diplomado Aplicación del sistema HACCP para la producción de alimentos sanos y seguros del INTA.

Chile apunta a ser potencia alimentaria y lo ha demostrado a través del gran número de productos exportados y el notorio superávit que esto ha generado, por lo tanto es importante acercar a los productores de alimentos a los temas de inocuidad y seguridad alimentaria, ya que son parte de la base para hacer de Chile una potencia y modelo en materia de alimentos.

Aporte: Patricia Madrid

Fuentes:

viernes, 26 de agosto de 2016

Uso de bio-películas de probióticos para controlar patógenos alimentarios.

Bacterias lácticas compiten por nichos y elaboran antimicrobianos.

Las superficies, las maquinarias e instrumentos de las industrias alimentarias, están expuestas a la contaminación con patógenos como Listeria, Salmonella y E. coli. Para evitarlo la industria aplica sanitizantes químicos, sin embargo, hay zonas de difícil acceso a ellos.
Expertos de la Universidad de Sao Paulo y Jaén proponen una alternativa: usar biofilms de bacterias lácticas bacterias propias de la microbiota del alimento que se multipliquen y compitan con los patógenos. “Por ejemplo, se podrían utilizar las bacterias lácticas propias de una fábrica de quesos para proteger sus instrumentos y superficies, ejemplifica Natacha Caballero una de las autoras del estudio.
Las superficies de plástico industriales se convirtieron en el área de análisis. En estas el efecto antimicrobiano de las bacterias se produce en un doble sentido. Por un lado, se produce una exclusión de otras bacterias perjudiciales, por competencia con los patógenos y por otro producen sustancias antimicrobianas que erradican los agentes nocivos.

Colección de bacterias: Los expertos seleccionaron ocho bacterias procedentes de alimentos fermentados como leches, quesos o charqui. Dos Lactococcus y seis bacterias de distintos géneros de Lactobacillus.
La elección se basó en las características probióticas como la capacidad de agregarse, además de producir sustancias antimicrobianas como: bacteriocinas 8 inhiben el crecimiento bacteriano) y biosurfactantes (repelen el agua, generando una capa en la superficie que evita la adhesión de otras bacterias por su carga y estructura molecular).
Tras los análisis se seleccionaron tres bacterias viables. Entre ellas, la más efectiva fue Lactobacillus helveticus, del queso de cabra, destacando por ser productora de biosurfactante, sin gen de virulencia, ni resistencia a antibióticos y no productora de bacteriocina. Sustancia que sí genera Lactobacillus curvatus. Pero posee resistencia a algunos antibióticos estudiados.
Las conclusiones apuntan a que no existe una solución unida a una única bacteria, sino que, en cada ambiente se debería aplicar una o una combinación de ellas. “Incorporar bacterias a la carta”, según la industria, se convertiría en una buena opción para reducir costes, ya que aprovecha la propia materia prima, los alimentos.
El siguiente paso de este estudio, financiado por FAPESP y desarrollado en la Universidad de Sao Pablo, es continuar analizando otro tipo de bacterias y con distintas superficies, como el polietileno o el acero inoxidable presentes en las industrias. También elegir el mejor mecanismo de aplicación de las bio-películas, si como recubrimientos o como piezas que se desechan y renuevan por otras.

Aporte: Anahí Andrade Acevedo
Fuente: http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fmicb.2016.00863/full